Técnicas de respiración y relajación para dormir mejor

Hay muchas técnicas de respiración y  de relajación que puedes aprender a usar para promover la relajación y aliviar el estrés.

Cuanto más profundo y más lento  respires más tranquilo estarás.

Es importante que el aire circule por la habitación y llenes tus pulmones de aire fresco. Las técnicas de relajación ayudan al cuerpo a relajarse y prepararse para el ciclo del sueño.

Prueba esta técnica de respiración cuando llegues a la cama
1.Tome una respiración profunda.
2.Respira por la nariz y visualiza el movimiento del aire hasta el estómago.
3.Haz otra respiración de nuevo en silencio contando hasta cuatro.
4.Expulsa por la boca el aire  lentamente. Con el tiempo  harás todo el acto respiratorio sólo por la nariz.
5.Repita este proceso de seis a diez veces.

Los resultados de esta técnica de respiración son inmediatos

Usted  sentirá como se relaja. Tu pecho se siente más relajado y sientes  menos estrés y tensión.

Practique esta técnica de respiración a diario para que se convierta en una rutina natural para ti y te ayudará a inducir el sueño natural.

Igual que puedes utilizar  técnicas de respiración para inducir al sueño natural puedes probar diferentes ejercicios de relajación. El objetivo es relajar la mente y dejar que tu cuerpo se relaje y facilite el al sueño.

Prueba el siguiente ejercicio de relajación antes de entrar en la cama:

1.De  espalda sobre el suelo con los pies ligeramente separados, las manos a los lados y las palmas hacia arriba. Prepárate para relajarte

2.Cierra los ojos y concéntrate progresivamente en cada parte de tu cuerpo.

3. Desde la cabeza y su forma hasta los dedos del pie.

4.Inicia la relajación por la  frente, luego los ojos, la cara y la mandíbula.

5.Tense y libere  cada grupo muscular, como los hombros y el cuello. Cada grupo muscular.

6.Pon atención a cada área de tu cuerpo.

7.Mantente en esta condición de relajación durante unos minutos.

Concéntrate en tu respiración y deja que toda la preocupación y la tensión se disipen de tu mente y cuerpo. Asegúrate de que la respiración viene de lo profundo de tu estómago y fluye lentamente y de manera uniforme.

8. Luego abre los ojos y si lo has hecho en la cama déjate llevar a un sueño profundo y reparador.

El ejercicio anterior le dirá a tu cuerpo y la mente que está bien para reestablecerse, dejando atrás los pensamientos de preocupación, miedo y estrés.

Hay muchas más técnicas y ejercicios disponibles para promover la respiración profunda y relajación. Acabarás encontrando el que mejor funcione para ti.

Su objetivo es reconocer que la respiración profunda y relajación concentrada son herramientas indispensables para lograr un sueño natural, profundo y reparador.

Feliz día.

Cándido Pascual

 


Leave a Reply