Técnicas de Relajación

la relajación guiadaAl buscar técnicas de relajación encontrará que hay muchas formas. Aquí está una selección de cuatro técnicas que usted puede elegir y utilizar en la práctica de la relajación.

Las técnicas de relajación y métodos

Para un estado profundo de relajación es posible que desees utilizar una combinación de diferentes técnicas de relajación.

Las técnicas de relajación:

1. la meditación
La meditación es un ejercicio mental.  Eliges  un objeto o una imagen visual y te centras en ella. Un método común es centrarse en la respiración. Es importante que la columna vertebral se mantenga recta.

Ayuda a desarrollar la atención. Los pensamientos que van surgiendo en nuestra mente se van reduciendo a medida que vas desarrolando la atención.  Se trata de pensar sólo en una cosa cada vez.

2.La técnica de relajación progresiva
Los músculos se relajan con la técnica de relajación progresiva. Esta técnica se utiliza para comprobar e identificar la diferencia entre tensión y relajación.

Cuando se puede reconocer que  los músculos están tensos, éstos se relajan más fácilmente de un forma consciente.

Para  establecer  la práctica de esta técnica debes centrarte en una parte del cuerpo cada vez. Tense los músculos durante unos 10 segundos. Luego conscientemente relaja esa parte. Notarás la diferencia de tensión a relajación.

Haz una pausa por un momento antes de pasar a la siguiente región muscular. Hacerlo por partes desde las piernas hasta el tórax y los brazos. Después del ejercicio, cada músculo debe estar totalmente relajado. Es posible que desees permanecer quieto durante un rato y disfrutar de la sensación de relax.

3.Las técnicas de relajación: la respiración
Hay una razón lógica para que los ejercicios de respiración te ayuden a relajarte. Si estás tenso te habrás dado cuenta que estas respirando con el pecho. Tal vez de una forma superficial.

Este ejercicio te ayuda a adquirir el hábito de la respiración abdominal. Puedes notar la diferencia si  colocas una mano sobre el pecho y la otra en el abdomen. Inhala profundamente y permita que tu abdomen se expanda. La mano sobre el abdomen debe notar como sube y baja de una forma natural.

Para hacer el ejercicio sentado en una silla cómoda. Tu espalda debe estar recta. Los dos pies deben estar planos sobre el suelo.

Inhala profundamente por la nariz y mantente comodo todo el tiempo. Exhalar por la boca, que debe estar al principio con la boca  un poco abierta hasta que te sientas cómodo y sólo al final cuando te acostumbres respirar por la nariz. Repetir este proceso unas cuantas veces sin forzar.

Con el tiempo te darás cuenta como tu respiración es más natural. Es abdominal.

4.Las técnicas de relajación:  La Imaginación.
Otra técnica poderosa es la visualización en el que se utiliza la imaginación. La imaginación se suele utilizar para  esta técnica. El practicante se imagina estar en un lugar tranquilo y agradable. No tiene por qué ser un lugar en el que ya has estado. Al mismo tiempo que es agradable de imaginar. El objetivo es imaginar estar en un lugar en el que estas rodeado de cosas que te hacen feliz.

Cualquiera de éstas técnicas puede ser relajantes. Es importante practicar diferentes técnicas. De esta forma avanzaremos mucho más en la práctica y beneficios de la relajación.

Importante: Si deseas utilizar una combinación de estos ejercicios, comenzar con el ejercicio muscular progresiva. Use el ejercicio de respiración para mantener el estado de relajación. Y luego usar la meditación o el ejercicio de visualización para enfocar su mente y ayudar a reducir los pensamientos al azar.

Feliz relajación

Cándido Pascual

 


Leave a Reply