Técnicas de relajación para revitalizar cuerpo y mente

Hay muchas formas de aprender técnicas de relajación. Aunque antes de realizar cualquier aprendizaje es mejor que aprendas con alguien que ya esta experimentado.

Una vez que lo hayas hecho, podrás sacarle mayor rendimiento a todo lo que este en tu mano para mejorar a través de técnicas de relajación, que bien puedes aprender por un libro, un audio o un CD. Los hay muy buenos en el mercado.

Si quieres aprender a meditar o a relajarte, busca un lugar tranquilo, sin ruido y sin distracciones. Es un momento  para ti. Aprende primero con una relajación muscular progresiva, relajando cada grupo muscular, empezando por los pies y terminando por la cabeza. Recuerda empezar centrando tu atención en la respiración.

Una vez que hayas realizado la técnica de relajación muscular progresiva, puedes hacerte consciente de los estímulos que hay a tu alrededor, nota la temperatura, el olor, el ruido…

Cuando te hayas hecho consciente de estos estímulos exteriores, vamos a centrarnos en los interiores. Siente la temperatura corporal, recuerda el olor de algo que te agrade (una flor por ejemplo), el sabor (una comida , la que más te guste), el sonido (una melodía de la que tengas buenos recuerdos).

En definitiva las técnicas de relajación pueden ser múltiples y variadas. Pero es importante aprender varias para llevar a cabo la que más se adapte a nosotros.

Feliz relajación.

Cándido Pascual


Leave a Reply