Técnica de la meditación básica

En esta técnica la meditación parte de la respiración, base para la relajación y sentimiento positivo. Si bien se necesita tiempo para ir controlando todos estos procesos.

El interés marcara la diferencia.

1.Como primer paso para la meditación, centramos nuestra atención en la respiración. Escuchamos los sonidos que hay a nuestro alrededor y sólo escuchamos. Seguimos centrando nuestra atención a la respiración y somos conscientes del ruido exterior, sin añadir nada.

Con el tiempo concentraremos nuestra atención en una música suave. Tómate tu tiempo y si te das cuenta que tu mente se ha ido a otro lugar, sin presión pero con constancia trae de nuevo tus pensamientos a lo que estas haciendo.

2.Cuando ya hemos estado durante un período haciendo este ejercicio pasamos del proceso de relajación al que te habrá llevado tu respiración a un proceso en el que la meditación va a ser más profundo. Vas a imaginar escuchar esos sonidos, a sentir lo que tienes alrededor de un lugar que conoces y en el que te sientes bien, como si fuese real. Siéntelo, vívelo y disfruta del momento como si fuese real.

Recuerda primero hacerlo con sitios que ya conozcas. Con el tiempo daremos rienda suelta a nuestra imaginación.

3. Observa un objeto antes de la meditación. Sigue el paso 1 y el paso 2 y empieza a visualizar el objeto con todo detalle. Color, textura, forma, tamaño y todo lo que te acuerdes. Con el tiempo te darás cuenta de que recuerdas cosas que no habías podido ni imaginar y tu hemisferio cerebral derecho se estará empezando a activar. Algo maravilloso para ti.

Por lo tanto:

Relaja, imagina, visualiza y construye una nueva forma de pensar. Eres el creador consciente de tu vida.

Feliz día.

Cándido Pascual

 

 


Leave a Reply