Relajación física

Es hora de la relajación física. Cuantas veces has oído que la relajación física es fundamental para mantener un nivel de vida óptimo y adecuado de vida y cuántas veces la has puesto en práctica.

La relajación física tiene unos efectos inmediatos para todo aquél que la realiza de una manera regular y constante.

También tiene efectos positivos sobre las emociones y la forma en como vemos la vida.

Aprender a relajarse es fácil pero para ello debemos  seguir una serie de pautas que una vez interiorizadas la relajación se produce de una forma casi automática. Porque no debemos olvidar que lo que estamos haciendo es establecer un  nuevo hábito en nuestro subconsciente.

Pasos a dar

  1. Busca un lugar ideal en el que te sientas a gusto y dónde nadie te vaya a molestar por unos diez minutos. Es para ti tu santurario.
  2. Cierra los ojos, respira profunda tranquila y gradualmente. Déjate llevar por la sensación de paz y serenidad que te transmite la relajación.
  3. Hazte consciente del cuerpo .
  4. No busques controlar la relajación, simplemente profundiza más y más. Relaja cada parte del cuerpo. El control vendrá por sí solo.
  5. Haz de esta práctica un hábito. No podrás pasar sin relajarte, tal es la relajación y sensaciones de bienestar que se producirán en tu cuerpo y tu mente.

Empezarás a ver las cosas con más claridad. Tu vida será otra .

Te darás cuenta que hay cosas que cambiar

Aprovecha y haz los cambios. Esto se produce porque tu mente te dice que el estado natural de tu vida es el de sentirte bien.

Siéntete bien, tienes el derecho por nacimiento. Tienes derecho a vivir y a sentirte pleno de facultades.

Recuerda que el proceso respiratorio dentro de la relajación física es fundamental. Hazla con sentimiento, pero no la fuerces. La respiración es vida.

Aprenderemos hacer relajación física con facilidad y utilizando como base la respiración.

El cielo es el límite.

Feliz dia

Cándido Pascual


Leave a Reply