Obtén ayuda para vencer la ansiedad: los miedos

No es fácil lidiar con los miedos y problemas como la ansiedad. El primer paso que debes dar es hablar con un profesional que pueda empezar a llevarte por  el camino correcto. Te proporcionará toda la ayuda necesaria, los conocimientos necesarios para salir adelante.

Algunos consejos que te serán de gran utilidad

Vive sólo por hoy.  En lugar de preocuparte por cómo va a ser el resto de la semana o el mes que viene, trata  de pensar en el hoy, en el ahora. Cada día nos puede dar diferentes oportunidades para  aprender cosas nuevas y esto incluye la capacidad de aprender a lidiar con sus problemas. Concéntrate  en el presente y deja de tratar de predecir lo que te va a suceder  la próxima semana. La próxima semana se hará cargo de sí misma, con sus propias soluciones a los problemas que se te planteen.

Una buena manera de manejar tu miedo es desafiar tus pensamientos negativos con afirmaciones positivas y  pensamientos realistas. Al encontrarte con  pensamientos que te hacen tener  miedo o ansiedad, tienes un  desafío en cuanto a los pensamientos a tener en tu mente, haciéndote preguntas a ti mismo para mantener la objetividad y el sentido común.

En ocasiones, podemos estar nerviosos haciendo una tarea que puede ser de muchas dificultad. Cuando esto suceda, imagínate a tí mismo/a haciendo la tarea en tu mente y haciéndolo de una manera muy eficiente, con mucha capacidad, sin problema. Antes de empezar imagínatelo, visualiza el resultados y después manos a la obra. 

Imagínate por un momento que eres miembros de un equipo, o que tienes una actividad deportiva y es realmente importante que juegues bien. Con antelación al día en el que jugarás debes imaginar tu rendimiento, tu capacidad de hacer las cosas bien. Visualiza tu actuación, como te sientes después de haber realizado el mejor partido de tu vida y como todo el mundo te felicita.

Recuerde que hay un poder que es más fuerte que tus miedos y ese es el poder que tienes en tu interior. Cree en tu capacidad y los miedos poco a poco desaparecerán. Dos cosas que son antagónicas no pueden permanecer  a la vez, siempre prevalece la más fuerte y es esa la que se manifiesta.

No es fácil tratar con nuestros temores

La clave es ser paciente y no darte por vencido. Con el tiempo, serás capaz de encontrar los recursos necesarios para resolver tus problemas. La ansiedad tiene solución.

Feliz día

Cándido Pascual


Leave a Reply