Mejoramiento de la Vida Personal a través de la meditación

reduccion del estresTodos somos diferentes. La naturaleza nos ha hecho de una forma determinada  con una serie de características y la meditación puede hacerlas crecer de una forma que no puedes ni imaginar.

El objetivo debe ser el conectarse con la parte más vital, más creativa, con nuestro verdadero ser.

Es importante que encontremos la conexión con nuestro ser espiritual para así sacar lo más vital e importante de nuestra función creadora y expresar todo lo bueno que llevamos dentro.

Es evidente que en el trayecto del día a día tenemos experiencias . Las debemos utilizar para llegar un poco más allá, viendo bajo la luz enfocada de nuestra mente que es lo que podemos cambiar. La meditación será una ayuda.

Es importante escoger una frase positiva cada día o cada semana y vivir de acuerdo con ella , sólo por ese tiempo haciéndola nuestra. Esta es una forma de meditar en la vida real. Sentir, vivir y hacer lo que significa esa frase positiva.

Meditar no sólo es cerrar los ojos y ya esta. Es interiorizar un pensamiento, creencia o cosa identificándonos con ella y siendo esa cosa durante ese tiempo determinado.

¿Cómo meditar?

La meditación es el enfoque de pensamientos, creencias con nuestros sentidos para sentir la cosa objeto de meditación. En el momento que lo consigamos aunque sólo sea parcialmente será más fácil para nosotros enfocarnos en cualquier meta.

Es más si buscamos el sentido espiritual de las cosas , llegaremos aún más lejos y en el mundo material conseguiremos las cosas deseadas.

La idea que buscamos, que sentimos, nos hace crecer energéticamente y nos ayuda a tener una mejor vida física y espiritual.

Hay que seguir una serie de pasos básicos para conseguirlo. La clave esta en la eliminación de cualquier pensamiento que tu tengas al menos por un corto período de tiempo para permitirte sentir el cuerpo un poco fuera de si. Lo que la mente hace es divagar y no te puedes concentrar porque tus pensamientos vienen y van.

No luches con ellos , pero cuando te des cuenta poco a poco vuelve a centrarte en el objeto de meditación.

Llegará un momento en que esta divagación desaparecerá y tu serás uno con el objeto de meditación.

Es importante que te sientes en una postura cómoda pero no acostado. En una postura de relajación. Toma una respiración profunda y empieza a sentir el aire que entra y sale de una forma natural.

Como primer proceso y previo hay que eliminar las tensiones. A partir de aquí céntrate en el objeto de meditación y observa todos los detalles pero sin forzar y la mente poco a poco se ajustará al nivel adecuado para que consigas la meditación adecuada.

No olvides la práctica diaria . Si así lo haces irás consiguiendo que la mente este cada más tranquila consiguiendo un mayor control de pensamientos y la meditación te traerá grandes beneficios físicos y mentales.

Será tu tiempo del día más valorado.

Feliz día.

Cándido Pascual


Leave a Reply