Meditaciones diarias

meditaciones diariasLa vida diaria esta sujeta a continuos cambios y para poder estar al día precisamos de una atención enfocada.

Si esta no se da nos provoca una saturación cada vez mayor de información no asimilada que al final termina en estrés.

Las meditaciones diarias nos va a ayudar a contener este desenfreno del pensamiento.

Aprenderemos a concentrar nuestra atención en lo que estamos haciendo y con ello no sólo no tengamos distracciones sino que tengamos una mejor calidad de vida para nosotros y las personas que están próximas a nosotros.

Las meditaciones diarias las debemos dirigir en un principio a conseguir enfocarnos en aspectos concretos de nuestra vida. En aquellos que realmente tienen trascendencia para nosotros.

Podemos conseguirlo. Es cuestión de un poco de práctica.

En un principio practicaremos con ejercicios sencillos, para poco a poco profundizar en otros un poco más complejos pero todavía más efectivos.

Vamos a ser más conscientes de la realidad que ocurre a nuestro alrededor. Nuestro objetivo será mejorar nuestra realidad.

Se trata de que la luz interior que hay dentro de nosotros sea cada vez mayor.

Ejercicio de meditación diaria

El objetivo es que en una de las comidas del día nos enfoquemos en lo que comemos y como este alimento va a nutrir nuestro cuerpo. Mantenemos la atención en la presencia que tiene la comida, la observamos. La empezamos a comer y la masticamos correctamente y sabemos que nos va a sentar muy bien.

Durante el período de la comida debemos tener la atención centrada en la comida pero debemos hacerlo sin esfuerzo, con naturalidad.

Al principio, nos costará un poco con el tiempo nos será no sólo fácil el hacerlo, nos sentiremos bien en el proceso y lo haremos con naturalidad, sin esfuerzo alguno.

Estamos meditando.

Hacer esto durante una semana. La semana siguiente realizaremos otro meditación diaria.

Las meditaciones diarias acabarán siendo muy efectivas.

El proceso de enfoque sobre tus actividades será cada vez mejor. Mejor concentración, más tranquilidad, más alegría.

Feliz día.

Cándido Pascual


Leave a Reply