La relajación en el yoga

El yoga tiene muchas disciplinas. Desde sus inicios y en busca de la relajación interior en sus diversas formas física, mental, espiritual el ser humano buscaba la realización en su vida. Pretendían la felicidad a los más altos niveles de la vida.

En definitiva lo que buscaban era un alto grado de armonía.

Una de las capacidades que se adquiere con la relajación yoga es un estado de comprensión de todo lo que te rodea, armonía interior y un alto grado de autorespeto hacía ti y hacia todo. Empiezas a prestar más atención a tu respiración, a tu alimentación y a la forma como se hacen los ejercicios de yoga, como última instancia aprender a meditar. 

Hay prácticas dentro del yoga, como los ejercicios de respiración, que ayudan a una completa oxigenación de nuestro cuerpo, en especial de nuestro cerebro. La consecuencia no se hace esperar, mayor claridad mental y multitud de beneficios producidos porque este órgano y otros estén perfectamente oxigenados. El aire es vida, no lo olvidemos.

Sin embargo debemos aprender que la relajación yoga y las posturas yoga deben realizarse correctamente y en sus comienzos ser dirigidos por un profesional de la disciplina.

Consejos importantes a tener en cuenta

El enfoque de lo que se hace, la profunda relajación a la que te puede llevar una adecuada práctica, sólo ocurre  mediante la práctica constante y el estar bien dirigido. Con el tiempo podrás con más facilidad recorrer el camino.

Cuando aprendas la práctica del yoga sin saberlo, te estarás relajando entre ejercicio y ejercicio consiguiendo una paz más profunda.

Recuerda al final debes finalizar tu práctica con la relajación.

Menos hablar y más hacer. A relajarse

Feliz día.

Cándido Pascual


Leave a Reply