La relajación en el hogar

La relajación para la persona que se ocupa de la casa, de la familia es fundamental. Más teniendo en cuenta que el/la que se dedica a esta función (la más importante de la sociedad), le debemos dar un homenaje, alzando la voz bien alta. Siempre están ahí, esperando a los demás miembros de la familia. Humilde con capacidad de trabajo y poco reconocido.

El valor de estas personas, es la base en la que se sustenta la sociedad.

Cumplen a rajatabla, tienen horarios que deben cumplir y tienen la característica de un héroe o una heroína. Tiene la capacidad de hacer sentir bien a los demás y su función es la de regeneración de todos los demás.

Casi siempre la madre, esta ahí desde la más tierna infancia con todo su amor aliviando las preocupaciones hasta llegar a la adolescencia. El tacto de la madre ayuda a sus hijos a mantener una mejora continúa, incluso en caso de enfermedad.

Hay un vínculo muy fuerte entre madre e hijo, que cuando la madre le habla de una forma amorosa se produce, se logra la relajación. La voz bien utilizada en la mayor parte de los casos, transmite una mejora automática del hijo por el cómo lo hace. Son vibraciones sentidas por el hijo .

El abrazo de una madre alivia el dolor normal y el dolor emocional. El simple hecho de poner su mano sobre el hijo en la zona dolorida esta es aliviada. La madre transmite tranquilidad y la relajación viene añadida.

Los niños llegan a casa, probablemente han tenido un mal día en la escuela y la madre le alivia y le hace sentir que todo tiene solución. El hijo ante tal situación se siente bien y cuando es preciso por la seguridad que le ha dado su madre, lo hace bien y se siente feliz. Tal es la influencia y el poder de la persona que le quiere. El amor de una madre es ilimitado.

Pero recordemos, que también ellas necesitan mucho amor, ya que lo dan todo.

Feliz día.

Cándido Pascual


Leave a Reply