La relajación antes de dormir

La relajación practicada antes del sueño es una buena práctica para dormir. En mi caso concreto lo que hago todas las noches antes de dormirme es realizar la relajación. Cierro los ojos, concentro mi atención en la respiración y me dejo llevar por las sensaciones de mi cuerpo.

La respiración debe ser lenta y tranquila. El ritmo de la respiración es el de calma, la respiración abdominal y los pies y manos en una postura receptiva, como diciendo estoy dispuesto a tener una noche de tranquilidad y reposo.

Lo importante es la actitud. Llegado este momento puedes imaginar o recrear cosas importantes de tu vida pero que sean relajantes y déjate llevar por ellas. Llegado a este punto y con la práctica sino te has dormido estarás en una gran predisposición para dormir, para descansar.

Si notas que el sueño te invade, ponte en una postura cómoda y a descansar. Todo indica que vas a descansar mejor que en otras ocasiones.

Es importante antes de ir a la cama hacer un ritual, para que con el hábito, la costumbre te facilite aún más el proceso del sueño.

Procura no ver la televisión, ni tener estímulos intensos.

Los pensamientos positivos al final del día deben predominar, ya que los últimos momentos predisponen a un sueño más intenso en el pensamiento original.

Mañana traerá su propio afán, sus problemas. En fin a descansar y felices sueños.

Feliz día.

Cándido Pascual


Leave a Reply