La preocupación y la ansiedad

Es algo muy común en el ser humano, que  haya habido veces que sientas preocupación y ansiedad. Estas suelen surgir en los momentos más inesperados. De hecho la vida es un ida y vuelta completa porque las situaciones se suceden continuamente.

Esto a la vez nos hace sentir vivos, pero cuando la situación se complica y no conseguimos controlarla de alguna manera empieza primero la preocupación y después la ansiedad. Cuando continua en el tiempo el estrés aumenta y no me deja ser la persona que realmente soy.

Cuando necesitas alcanzar un cierto nivel en el área de la vida que sea, requiere un esfuerzo y cuando este no es suficiente o no hemos sido diligentes en hacer la tarea a realizar empiezan las prisas y es aquí dónde sientes la sensación de ahogo y preocupación.

Es cierto que la mayor parte de las veces la situación por la que tienes preocupación no suele suceder, pero en muchas ocasiones para llegar a este límite hemos dejado que el tiempo trascurra y cada vez tenemos más problemas.

Tenemos que conseguir mantener el nivel de estrés en niveles bajos porque cuando se nos escape de las manos ya no tendremos opción por lo menos por el momento y nos recetarán pastillas para tranquilizarnos. Pero si por un casual es este tu caso, también puedes salir  te lo aseguro.

El ser humano tiene lo mejor de lo mejor dentro de sí. Con las técnicas adecuadas poco a poco dejaremos las pastillas porque nuestro profesional de la salud nos indicará que ya no son necesarias.

Estas técnicas de reducción de estrés están a tu alcance, cerca de ti, utilízalas, este blog es un ejemplo.

Mira la vida con ilusión, deja la preocupación y la ansiedad atrás y ve en busca de tu felicidad. Te pertenece.

Feliz día.


Leave a Reply