La naturaleza y la ansiedad

Para luchar contra la ansiedad una de las mejores maneras es estar en contacto con la naturaleza. La naturaleza tiene unas vibraciones especiales. Todo es amplitud, verde , relajación, buena sintonía. Los sonidos de la naturaleza, las olas del mar o el ruido del aire son especiales. El aislamiento, cuando andas por la naturaleza te hace sentir un ser diferente.

Todo en la naturaleza es bello si sabemos buscarle lo bueno que tiene, ya sea una cascada, un paisaje boscoso. En definitiva escenarios naturales y tranquilos producen efectos sedantes en nuestro organismo paliando en parte la ansiedad.

Si sufres de ansiedad , tómate unas vacaciones y ve a la naturaleza a pasar unos días, a una casa rural y olvídate del ajetreo. Viajes por la montaña, por el campo es muy relajante. Lo importante es vivir el momento y disfrutar de la naturaleza.

Por último recuerda que tienes una naturaleza digna de mención. Eres un ser que ha sido creado para crear grandes cosas. Eres un ser maravilloso, un ser extraordinario, no te quepa la menor duda.

Aprende a relajarte y si no puedes ir al campo a recrearte puedes revivir tus grandes momentos recordándolos en estado de relajación.  Si te introduces en la imagen y la vives como si estuvieses allí tendrás los mismos beneficios. El cerebro no distingue entre lo real y lo imaginario. La ansiedad disminuirá.

Feliz día.

Cándido Pascual


Leave a Reply