La meditación y el trastorno de la atención

La meditación es clave para personas con trastorno de la atención.

Causa problemas de falta de atención, ansiedad e incluso pueden deprimirse. Pero yo creo en su curación y para ello te voy a dar algunos consejos, que no excluyen la atención profesional de los mismos.

Ayudemos en la corrección de este trastorno de la atención:

1. Educación. En función de la parte del cerebro afectada o el área concreta  que normalmente no esta lo suficientemente desarrollada afecta a la capacidad de atención de forma diferente. Es necesaria educación individualizada.

Al no tener la capacidad cerebral desarrollada afecta a la calidad de vida de estas personas, pero a mi forma de ver se pueden activar con los ejercicios adecuados.

2. Diagnóstico. Es muy importante tener la certeza de que se tiene déficit de atención o hiperactividad, para ello acudir a un profesional especializado en la materia.

3. Alimentación. La dieta debe estar bien equilibrada, comida con los nutrientes adecuados, frutas y verduras. Experimentos recientes indican que las acidos grasos omega 3 son muy sanos para el funcionamiento cerebral, manteniendo mayor agudeza mental.

4. Hidratación. Nuestro cerebro esta compuesto en su mayor parte por agua, un 85 por ciento aproximadamente. Cuando no se bebe el agua suficiente el cerebro se deshidrata y se vuelve más lento. Con la deshidratación las neuronas no pueden transferir de forma adecuada las sustancias químicas necesarias para el funcionamiento de la memoria.

Estar hidratado es vital, muy importante en estos casos.

5. Planificación. Al ser una de sus debilidades es importante planificar la agenda y la lista de tareas. Ayudará a aliviar el estrés en parte.

6. Consciencia. Les cuesta mantener el nivel de concentración. Tienen mucha más dificultad para concentrarse que una persona normal. El cerebro a través del esfuerzo sostenido se puede desarrollar y alcanzar los niveles de una persona normal, compensando las zonas subdesarrolladas del mismo.

7. Aprendizaje. Necesitan ayuda.  El aprendizaje de técnicas de memorización, la estimulación, la comprensión de la persona como tal ayudará a su mejora.

Efecto Pigmaleón. Debemos ayudar con la estimulación diciéndoles que son capaces, que lo van a conseguir, felicitándoles cuando lo hagan bien.

8.- La meditación.  Nuestros amigos con trastorno de la atención sufren de estrés y ansiedad con más facilidad que las demás personas. Ayudémoslos enseñándoles disciplinas como la meditación, la relajación y la respiración consciente.

Estamos ante un gran avance para conseguirlo. Estamos en un tiempo de desarrollo multipotencial. Avancemos todos juntos.

Feliz día.

Cándido Pascual.


Leave a Reply