La meditación como superación personal

La meditación guiada nos puede servir para aliviar nuestra tensión, la relajación del cuerpo entero, la tensión de nuestra mente. Una vez relajación guiada busca escenarios tranquilos, como la playa, el bosque, la montaña que la mente tiene asimilada a paz interior.

Si además hay una música de fondo con sonidos de la naturaleza estamos avanzando decisivamente en pos de una relajación profunda.

Busquemos un sitio dónde estar tranquilo, demos órdenes de que no se nos moleste durante nuestro período de tranquilidad, para así obtener una mayor concentración y la meditación vendrá por sí misma.

El audio de la meditación guiada debe estar a un nivel de sonido adecuado para que no nos moleste pero que oigamos lo suficiente para que la estimulación sea la adecuada , para poder seguir todo el proceso, aunque si nos dormimos el efecto también se produce debido a que el subconsciente sigue escuchando, pero es importante prestar toda la atención posible para un mayor aprendizaje consciente.

La clave de la meditación guiada es la relajación. Realicemos esta práctica de forma habitual. La meditación te llevará a un mejor enfoque dónde te encuentras, en tu cuerpo y la situación en la que estás. De esta forma el cuerpo se relaja y la práctica que realizas mejora día a día.

Cuando consigas relajar la mente y el cuerpo comienzas a enfocar tus pensamientos de una manera más clara, más lucida. Los beneficios de la meditación vienen por si mismos no tienes que ir a buscarlos. Es fruto de tu práctica.

Feliz día.

Cándido Pascual


Leave a Reply