La enfermedad del gluten y la depresión

una alternativa para los celiacosLa depresión es una condición que afecta a alrededor del 15% de la población. Las mujeres son más propensas a ser afectadas que los hombres. La enfermedad celíaca y la depresión pueden estar unidas.

Es muy común que las personas que han sido diagnosticadas de enfermedad celíaca tienen tendencia  a sentirse deprimidos y ansiosos

Para muchos existe un vínculo entre la comida y el sentido de control sobre sus vidas. Los que tenéis este padecimiento parece que os falta un poco de control. No os preocupéis por esto. La vida no sólo es reflejo de lo que os pasa.

Un diagnóstico de enfermedad celíaca, nos hace pensar que hay una restricción sobre la dieta y que sólo nos afecta a nosotros y nos da una sensación de aislamiento porque entre otras cosas no podemos comer lo que otros comen y al sentirnos de esa manera favorece la aparición de la depresión.
¿Eres lo que comes?
Mala absorción de vitaminas y minerales pueden hacer que el paciente celíaco se sienta mal, la depresión  puede ser un efecto secundario de no tener el balance correcto de los alimentos que afectan a tu estado de ánimo y tienen un impacto significativo en cómo te sientes emocionalmente. Para algunos de vosotros seguir una estricta dieta libre de gluten es suficiente.
Recuerda también que no sólo eres lo que comes sino también lo que piensas.

Para otros, la ayuda externa en forma de  apoyo psicológico puede ser muy útil. Tu forma de pensar, de vivir la vida puede suponer un restablecimiento orgánico que aunque sea lento te traerá grandes beneficios como persona y físicos.

Si haces lo posible por estar bien, tu cuerpo y mente te lo  recompensarán

 Tu sistema orgánico te ayudará de forma más efectiva.

Tomar control de tu vida,  buscando alternativas a los alimentos que ya has disfrutado y vivir  con la enfermedad celíaca en lugar de la forma en que has vivido son la clave. Lo ves como una oportunidad para tomar el control de tu vida, para comer mejor, menos alimentos procesados, menos comida basura. Es decir un cambio de vida.

Una actitud mental  positiva hace la diferencia
Como esta tu vaso, medio lleno o medio vacío. Tienes  en una dieta restringida, pero al menos su condición se puede controlar completamente, sin recurrir a medicamentos o cirugía. Incluso las compras pueden ser una aventura más que una penalidad. Piensa que alimentos podré comer y adelante.

Descubre tu propia aventura
Vas a probar cosas nuevas, tener nuevos intereses, conocer gente nueva.

La vida es una aventura que debemos descubrir. Cuando tenemos un problema la vida también nos da una solución o la oportunidad de crecer como personas. Tómalo como una oportunidad , como una aventura. Empieza a pensar, sólo por hoy voy a comer mi nueva dieta y voy a comer mejor y más sano. Tu mentalidad hará la diferencia por ti.

Todas estas estrategias pueden hacer una gran diferencia en tu estado de ánimo y todos ellas están a tu alcance. Toma el control y saca el máximo partido a tu vida.

La enfermedad celiaca y la depresión, dejarán estar ligadas para ti, porque tu has sabido que hacer amiga/o.

Feliz día.

Cándido Pascual


Leave a Reply