La ansiedad y la depresión

El cuerpo humano tiene la capacidad de soportar grandes niveles de estrés. Cuando estos se mantienen a lo largo del tiempo los mecanismos naturales se rompen, por decirlo de alguna manera y es cuando empezamos a sentir la ansiedad, y cuando esta se mantiene en el tiempo acabamos con una depresión.

Como personas, somos sensibles a lo que sucede a nuestro alrededor, tenemos unas necesidades y cuando estas no son cubiertas nos sentimos insatisfechos.

La mayor parte de las veces podíamos haber hecho algo más para solucionar nuestros problemas, pero nos hemos dejado llevar y lo que conseguimos es más de lo mismo.

Hemos de aprender a prevenir para no llegar a éstos niveles de estrés tan altos. Tenemos la capacidad y sabiendo esto, si ya tenemos el problema debemos hacer lo posible para reducirlo y eliminarlo.

Tenemos un principio de la realidad y cuando este no se cumple o nuestras expectativas se ven frustradas una y otra vez no teniendo la capacidad de responder a ciertos estímulos se produce en nosotros, primero el estrés al producirse un desajuste en el mecanismo entre situación y enfrentamiento a la misma, y posteriormente la ansiedad.

Debemos aprender técnicas de reducción de estrés. El aprendizaje de estas técnicas son vitales para nuestra vida.

Se nos exige un rendimiento muy alto en la sociedad de hoy. Por esta razón el aprendizaje de las técnicas anti-estrés nos dará una mayor facilidad para solventar todo aquello que se nos presente.

La ansiedad, la depresión, son estados mentales que debemos evitar  mediante la acción de una vida proactiva y encaminada a solucionar los problemas que tengamos mediante una actitud mental positiva ante la vida.

No nos sintamos abrumados, hay una solución para ti. Si pensamos y actuamos trabajando en la mejora de nuestra situación y nos hacemos conscientes de ella, ya estamos en vías de la solución definitiva.

Desde la comprensión del problema, la solución esta más cercana. Adiós a la ansiedad y a la depresión..

Feliz día


Leave a Reply