La ansiedad en su integridad

La ansiedad se suele ver desde un punto de vista mental y nada más. Se ven los síntomas físicos, los psicológicos que lo acompañan y a continuación se da la medicación correspondiente.

Esta bien dar algo que mitigue en el momento. La persona no es capaz por sí misma de llevar acabo una respuesta adecuada y esto le mitiga por el momento su malestar, pero debemos aplicar ayuda psicológica para que esta remita de una forma definitiva.

Hay que ver al paciente en su integridad. En un todo. Somos parte física y mental y las dos están unidas. Las dos quedan afectadas mutuamente por las reacciones físicas y psicológicas.

Cualquier situación de la vida, sino tenemos los mecanismos necesarios de aprendizaje para una reducción del estrés, nos puede provocar la ansiedad. Por esta razón es muy importante tener el equilibrio necesario para afrontar de manera adecuada los retos de la vida.

Para restaurar el equilibrio, es bueno pensar en un sistema, no sólo de afrontamiento desde el nivel de medicación. Hay que restaurar la parte psicológica con un profesional de la psicología, acompañado de la relajación y la meditación.

Es importante alcanzar, descubrir la causa última que produce la ansiedad para erradicarla.

Hay que conseguir liberar el dolor emocional que produce la ansiedad, para que la carga que lo produce se diluya. Es posible.

Feliz día.

Cándido Pascual.


Leave a Reply