El manejo del estrés: Mi alumno

Un profesor tenía problemas con un alumno. Su memoria en esos momentos no era todo lo buena que se podía desear. El muchacho no tenía la suficiente autoestima.

El profesor se dio cuenta que tenía que tener paciencia y que su manejo del estrés para el caso debía ser el adecuado, ya que en otras ocasiones no tuvo la suficiente delicadeza con él.

El profesor pensó en el alumno. Visualizo el resultado en su mente, en el que el manejo del estrés por parte de él era optimo.

Llegado el momento le dio las indicaciones adecuadas para que realizará los ejercicios de la forma más sencilla posible y lo hizo tal y cuál lo había imaginado. Juan que así se llama el chico, llevó a cabo las indicaciones y lo hizo bien.

Al comprobar el resultado  nuestro maestro  de matemáticas le dijo a Juan, sal a la pizarra y haz el ejercicio para toda la clase. Así lo hizo y cuando lo había terminado, recibió una calurosa felicitación, delante de toda la clase.

Desde aquél día Juan esta alegre, contento, feliz. Hace sus tareas a diario, trabaja con ilusión porque ha habido alguien que le ha sabido tratar cómo lo que es. El maestro esta feliz porque no sólo se ha dado cuenta de una técnica para el manejo del estrés, sino que ha conseguido que el alumno que le daba más “guerra” ahora es aplicado y sabe lo que tiene que hacer sin que se le diga nada.

Por cierto la memoria de Juan ha mejorado mucho, mucho, mucho y su ilusión por todo lo que le rodea ha aumentado y adora a su maestro, su querido maestro.

Algunos consejos de manejo del estrés

1.- Empieza a realizar ejercicio de tipo aeróbico (andar, correr, nadar, etc)  aunque sea suave a diario.

2.- Para no ser un enemigo, sé un amigo. Si alguien no te trata como debieras, no le trates de igual manera. Trátale correctamente, tu actitud le hará pensar y con el tiempo cambiará. Pruébalo.

3. No retrases las cosas. Hazlas cuanto antes. Te evitarás el malestar de no haberlo hecho a su debido tiempo.

4.- No seas idealista. Sé práctico, trabaja sabiendo lo que tienes entre manos y procura hacer las cosas fáciles. Con la práctica lo conseguirás.

5. Ayuda en lo que puedas dentro de lo que tu sabes. Ser útil para aquellos que necesiten tu ayuda en un momento dado, te dará la diferencia.

6. Si tu estrés es muy alto, pide consejo a un experto en estos temas. Si te supera en demasia acude a un profesional de la salud.

7.- No te sobrecargues. No dejes que tu mochila pese cada día más. Resuelve tus problemas cada día.

8.- Tu actitud mental positiva te será muy útil en el manejo del estrés. Aprende a ser positivo.

Eres el creador consciente de tu vida. A que esperas .

Feliz día

Cándido


Leave a Reply