El estrés y el correr

Hay muchas formas de intentar manejar el estrés, una de ellas es correr o trotar.

Hace unos años mi actividad era muy alta y una de las ayudas más importantes a parte de mi relajación era trotar varias días a las semanas.

Es cierto que la actividad realizada en un primer momento cansa, pero a medida que pasa el tiempo, las semanas y meses te empiezas a sentir cada vez mejor.

Lo que empezo a ser una actividad necesaria para liberar parte de la tensión y el estrés acaba siendo una necesidad fisiológica por el bien que trae a mi vida.

Tengo más energía, me siento mejor y el estrés parece diluirse.

Algo importante cuando corres es dejarte llevar por las sensaciones y no correr más de lo normal, sólo lo necesario y cuando aprendas a llevar el ritmo sin esforzarte en demasia llegará un momento en que sentirás que estas corriendo y tienes una gran sensación de libertad. Estas a gusto y no te das cuenta del trascurso de la carrera porque eres la carrera misma.

Esta sensación es muy liberadora y es un antiestrés total.

Cuando realizas algo, una actividad física o no física y no  traspasas los umbrales de dolor sino que lo haces por salud notarás grandes beneficios y tu sistema inmunitario y tu salud lo notarán.

Si a esto le acompañamos una forma de pensar diferente, en la que nos sentimos capaces de llevar a cabo grandes logros. Esta energía nos proporcionará junto con la actividad física grandes logros en todo lo que emprendamos.

La clave esta en la actitud mental positiva. Te ayudará a eliminar el estrés.

Feliz día.

Cándido Pascual

 


Leave a Reply