Cómo sobrellevar la ansiedad en los niños y padres

Hoy día la ansiedad en los niños, madres y padres de familia es menos fácil. Lo cierto es que hoy se exige estar en un nivel alto a los niños. Se les pide que rindan y nos olvidamos de  cuando nosotros eramos niños.

Esto es como la ley de la adaptación. Los que consiguen adaptarse a la situación sin problemas siguen adelante. El resto, la mayor parte empiezan a tener estrés y con el tiempo muchos sufren de  ansiedad.

Es necesario saber que estos primeros momentos, de nuestra educación tendrán su influencia en el futuro, cuando seamos adultos.

En la actualidad en muchos casos trabajan el padre y la madre, por lo que este problema se acentúa. El contacto con nuestros hijos es mucho menor y cuando llegamos a casa estamos cansados y con pocas ganas de escuchar y de entablar una conversación productiva.

Debemos sacar el tiempo necesario para escuchar a nuestros hijos, sino empezarán a pensar que no son importantes para nosotros y acabarán por no contarnos nada y les acabarán aconsejando personas ajenas al entorno familiar.

Es cierto que en el trabajo se nos puede exigir , que saquemos el trabajo y que tengamos un tiempo para hacerlo. Cuando no se ajusta el tiempo al trabajo por realizar o nos supera se nos apodera el estrés y con el tiempo la ansiedad.

Sin saberlo lo llevamos a casa e influye en todo lo que hacemos.

El aprendizaje de lo que tengo que hacer durante mi actividad laboral no influirá posteriormente en mi casa, sabiendo que lo más importante esta con tus hijos.

Hoy día hay estudiantes muy inteligentes que no rinden en el entorno educativo tal como esta configurado. Por esta razón en la era de la tecnología debe predominar la creatividad.

Sólo trabajamos o en su mayor parte lo hacemos con el hemisferio cerebral izquierdo, el de la escuela y universidad  educativa. Empecemos a utilizar también el otro hemisferio, el derecho, el creativo y todo empezará a cambiar , incluso el estrés y la ansiedad de nuestros hijos, también el nuestro.

De esta forma no habrá límite  para el crecimiento. Nuestros hijos se desenvolverán mejor y los resultados serán excelentes.

Feliz día.

Cándido Pascual

 


Leave a Reply